martes, 12 de noviembre de 2013

Testers, el Sombrero Negro y los riesgos

Varias veces en mi carrera he tomado el rol de tester, ya sea como miembro de equipo o como consultor, y con ese rol me ha tocado participar en reuniones en las que se analizaban las estrategias de pruebas y la relación con los riesgos.

En algunas de las reuniones en las que participé sentí que mis preguntas y comentarios generaban incomodidad, incredulidad o incluso enojo. De alguna manera, la forma en que estaba planteada la reunión o la forma en la que yo participaba de la misma, no facilitaban la exploración de ideas o caminos alternativos.

Origen de la incomodidad

En mi última retrospectiva personal (hansei) estuve pensando en el origen de esta situación, y que podría hacer para cambiarla la próxima vez que estuviera en esa situación.

Posibles fuentes de incomodidad

  • Mezclar en la reunión diferentes momento del proceso creativo que lleva a un plan de prueba:
    • La instancia de identificación y exploración de los riesgos 
    • La evaluación del impacto y probabilidad de los riesgos
    • La ideación de mitigaciones
    • La evaluación de riesgos secundarios.
  • Percepción de que alguna persona en la reunión está evaluando el trabajo pasado en vez de estar trabajando en los próximos pasos.
  • Falta de práctica de los asistentes con técnicas de innovación. Por ejemplo criticando las ideas desde el mismo momento en que se plantean, y no aplicar resonancia (utilizar si... pero, en vez de si... y además).

Mi lista de accionables


  • Validar al inicio de la reunión el objetivo, dinámica y agenda. Marcar a lo largo de la reunión donde estamos, y si nos apartamos reevaluar si volvemos a la agenda original o la modificamos.
  • Siendo que últimamente participo como consultor, explicitar que tengo poco contexto, y que por favor tomen mis intervenciones como disparadores de ideas.
  • Facilitar gráficamente la charla, para ayudar a que todos estemos en la misma página.
  • Ser el primero en seguir las recomendaciones: no juzgar las ideas cuando las generamos, construir sobre las ideas de los demás (resonancia), manter en foco en las seleccionadas.

Riesgos secundarios

No todas las reuniones tienen las estructura "generar ideas y luego converger a solución". 
En algunas grupos o reuniones se espera que el experto diga "cómo deben hacer las cosas" y por más que yo crea que sea mejor construir entre todos, debo escuchar lo que se espera de mí, y al menos explicitar la tensión. Muy ligado a Cynefin, sólo sirve buscar "la mejor forma" de hacer las cosas cuando estamos en un contexto Simple (algo de eso en mi post sobre La mejor forma de Probar).
En otros grupos, "no hay tiempo" para analizar las alternativas, debemos pasar directamente a definir la acción. Lo mejor es detectar esto antes de la reunión, hablando con los participantes para entender las expectativas y, como último momento responsable, se puede aclarar en el inicio de la reunión, cuando se plantea la agenda.

Publicar un comentario