lunes, 13 de julio de 2009

Artful Making

Al pensar usamos nuestro lenguaje. Así el lenguaje limita lo que pensamos o al menos podemos decir que es mucho más dificil manejar conceptos o abstraciones sobre los que no tenemos palabras apropiadas. Cada tanto tenemos la suerte de agregar nuevas palabras a nuestro lenguaje, que nos permiten expresar más sencillamente algo que teníamos dando vuelta en la cabeza.
Esta vez me pasó con el libro “Artful Making”, de Rob Austin y Lee Devin (pueden ver gratuitamente el
prólogo y capítulo 1).
Este libro, entre otras cosas, me dió las palabras-conceptos Artful Making e Industrial Making. El nuevo modelo mental es poderoso (“Mindbending” lo llama Kent Beck). Me hicieron replantear parte de mis ideas de CMMI y Agile con resultado parcialmente reflejado en parte 1, parte 2.
Artful making es el proceso de creación de valor en el cual la innovación es un factor importante. Pero no siempre se puede o no siempre es bueno. Los ejemplos dados en el libro son la preparación de las obres teatrales, el desarrollo de software y la planificación estratégica. Pero es probable que estas ideas sean aplicables a la mayoría de los trabajadores del conocimiento, simpre que se den condiciones necesarias. Y la tendencia es que los trabajos son cada vez más asimilables a trabajo del conocimiento.
Industrial making es el proceso de creación en el que se replica lo hecho, mientras que en artful making se reconcibe, nunca se hace lo mismo. Es la forma en que se trabaja en las fábricas.
¿Cuáles son las características para poder hacer artful making?

  • Necesidad de innovación
  • Iteraciones cortas
  • Repeticiones confiable
Para que las iteraciones sean cortas (alta frecuencia de entrega), deben ser baratas. El costo de iteración tiene dos componentes:
Exploración: probar caminos y soluciones alternativas. En una automotríz podría ser hacer un nuevo modelo a escala o un prototipo de un nuevo modelo.
Reconfiguración: cambiar el producto/proceso para mejorar el producto u obtener otro producto. Por ejemplo, en una automotriz, los cambios necesarios en las herramientas, layout, etc. necesarios para producir otro modelo.

También es interesante descripción y progresión descripta en el libro (con justificación económica) entre la forma de trabajo del artesano medieval, del ingeniero de procesos industriales (“white collar”) seguidor del scientific management y, por último, el trabajador de conocimiento, con sus puntos de contacto con el trabajo de los artistas. Tendría que revisar el post que hicimos hace unos meses sobre Ingeniería vs Artesanía.
Hay que tener en cuenta que el público objetivo del libro son los gerentes, de ahí el subtítulo “What managers need to know about how artists work”. Para ver la relación de la innovación con las personas que hacen el trabajo, es más apropiado el libro Free Play.
Hay algunos conceptos del libro que resuenan en la forma en que Tobias Mayer y Alan Cyment realizan las capacitaciones CSM. Y no es extraño, ya que ambos tienen background teatral. Y durante la organización de Ágiles 2008, Tobias se puso en contacto con Lee Devin, para que viniera. Lee estaba de acuerdo, pero lamentablemente no teníamos dinero confirmado en el momento en que lo hablamos. Volviendo a las coincidencias, la idea de trabajar al límite, sentirse ligeramente incómodo. No tan incómodo como para trabajar stressado y tan cómodo como para caer en la complacencia y no mejorar.
Otro punto que me parece muy bueno es el control liberando (Control by release), un concepto complejo de entender y transmitir. Creo que está bien implementado en Scrum: definir claramente los objetivos (tema e ítems en el backlog), imponer ciertos límites (iteraciones de duración fija con entregables definidos y calidad de producción) y dejar libre al equipo.

Muy recomendable, ¡no solo para los gerentes! (ajustado por el comentario de Nico :) )

¡Gracias a Diego Fontdevila que me lo prestó originalmente!
Publicar un comentario en la entrada